martes, 8 de noviembre de 2011

Apollo 18

Titulo Original: Apollo 18
Año: 2011
Duración: 86 minutos aprox.
Nacionalidad: USA
Color

Dirección: Gonzalo López-Gallego
Producción: Timur Bekmambetov y Michele Wolkoff
Guión: Briam Miller y Cory Goodman
Fotografía: José David Montero
Montaje: Patrick Lussier
Reparto: Warren Christie, Ryan Robbins y Lloyd Owen

Tras la cancelación oficial del proyecto Apollo, la NASA decide enviar una nueva nave a la luna de forma secreta, el Apollo 18. La misión transcurre con normalidad hasta que los astronautas tienen interferencias en las comunicaciones y descubren cosas que no deberían estar en la superficie lunar.



Rodada a modo de falso documental y bajo el paraguas argumental del documento hallado, ahora de moda en el cine de terror pero común en la literatura de genero desde hace mucho tiempo, Apollo 18 es una muestra más, aunque bastante efectiva, de este sub-genero. De hecho, resulta refrescante por enmarcarse al mismo tiempo en el poco explotado terror espacial. Aspecto en el que no le falta ninguno de los ingredientes clásicos: ambiente opresivo, aislamiento, infección vírica desconocida, paranoia corporativa y, si, alienigenas cabritos. 


La historia, bien sencillita, aguanta bien en tanto que su simplicidad encaja bien con el formato de falso documental. Puede resultar algo lenta al principio, aunque la primera aparición de lo extraño surja a los 10 minutos de metraje, pero, desde el momento en que los astronautas encuentran la primera evidencia de que algo va mal, el ritmo aumenta y ya apenas decae, a lo que contribuyen sus bien ajustados ochentaitantos minutos de duración.


En cuanto a la dirección del español Gonzalo López-Gallego, resulta algo deslucida dado el formato en el que abundan las cámaras fijas y robóticas, encuadres extraños y toda la parafernalia de circuito cerrado propia de este tipo de películas. Aun así, en algunos momentos, como el de la inspección del cráter, dan muestra de pericia y saber hacer. La fotografía, de nuevo al servicio del precepto narrativo,  es eficiente y variada, haciéndonos creer que estamos viendo material rodado en 8mm. tal vez sea en el montaje donde más destaque a nivel técnico, ya que consigue crear tensión y aislamiento con la concatenación de planos de interior y exterior del modulo lunar, nada espectacular, pero que unido al buen montaje de sonido, es muy efectivo.

En lo que se refiere a las actuaciones, estas son contenidas y funcionales, los actores hacen su trabajo y lo hacen bien, sin alardes ni carencias. A su interpretación contribuye un buen diseño de producción efectivo y creíble, y un diseño de las criaturas que, sin ser nada especial, se sale de lo genérico y dan bastante juego.


Apollo 18 es una película que destaca entre la medía, no ya tanto por su estética de falso documental, de la que podría prescindir, si no por que la situación que plantea, si no del todo original, si que no es muy habitual de ver en el genero de terror.

Lo mejor:
  • Argumento funcional y duración ajustada que encajan bien con el falso documental.
  • Alienigenas originales, de los que además se da poca información.
Lo peor:
  • Algo lenta en sus primeros compases.
  • La escusa argumental de filmación hayada le resta vistosidad y se llega a antojar innecesaria. 
 
    El trailer:

    1 comentario:

    Lestat dijo...

    Esta no me animaba mucho, ya el mockumentary como que me harta. Pero ahora quizás le eche un vistazo...